miércoles

Caperuza

Lo vi en una gran superficie y me enamoré. Debía ser para Álvaro. Pensé que con lo que le gustan a él las pestañas, solapas y texturas, éste libro le iba a encantar. Y así ha sido, ya se ha convertido en uno de sus favoritos. Y es que desde la portada esta nueva versión del clásico "Caperucita roja" convence a cualquiera. La caperuza llama la atención con su relieve y textura, su color y suavidad. Es de un rojo tan vivo, tan redondo y suave, que el dedito del peque va presto a tocarla y su boca se abre en un feliz "oooooooh". Las páginas, gruesas e ideales para esta edad, se van sucediendo acumulando sorpresas continuas. El texto, breve y sencillo, se ve enmarcado por colores vivos, dibujos simpáticos y bonitos detalles que mueven al niño a interaccionar con la historia. Una cesta con textura de mimbre, orejas y barrigas peludas de lobo, bocas terroríficas que se abren para "comerte mejor", cuerdas elásticas para atar al malvado, puertas que se abren y ojos con movimiento se suman para completar un regalo perfecto para los más pequeños lectores.

Para aquellos que quieran regalarlo estas navidades es timunmas la editorial encargada de publicar esta maravilla de Chistian Guibbaud. Una maravilla.



___________________________________________________
Caperucita roja
Chistian Guibbaud
timunmas, 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si no vas a identificarte es posible que Mamá Guisante no publique tu comentario. Ella está perfectamente visible en la red; para enviar opiniones se pide otro tanto de lo mismo. Gracias por tu participación.