viernes

Con el un, dos, tres, cuatro...

Guisantito y yo nos hemos encontrado un nuevo tipo de ilustración en este libro: la técnica 3D.  Alexis Nesme y Nadia Berkane construyen mediante ordenador a la familia de la Bebé Koala y sus amigos. Todos son entonces redonditos y tienen llamativas sombras que tornan sus relieves más evidentes. Casi parece que puedas tocarlos con los dedos. En las ilustraciones además consigue la perspectiva mediante fondos difuminados, quedando precisos y "tocables" los animalitos de primer plano. Podría parecer una fotografía si no fuese por el estallido de color y los animalitos no fueran tan diferentes a los de pelo y hueso. 

Le he tenido que explicar a Guisantito que Bebé Koala es una niña (¡qué pronto empezamos a hacer distinciones por sexo!). "Mira, lleva un lacito rojo en la cabeza, ¿lo ves? Y también tiene faldita". Después hemos distinguido a cada personaje sin leer el texto. "Éstos deben de ser Papá Koala y Mamá Koala, éste parece un perrito, ¿o quizá sea un hipopótamo?, esto es un pato pequeño, una conejita (tiene una florecita en la oreja) y éste parece un hámster. Ya le he anunciado que cuando sea un poco más mayor (y esté fuera de la panza, claro), le regalaré un bonito hámster, pero que lo elegiré dormilón y simpático, que no muerda, para que lo pueda dormir en el regazo y jugar en el patio con él. (Buena bronca me espera de Papá Guisante por esto, ejem).


Bebé Koala y la orquesta me ha recordado a aquel librito de tela del que os hablé algunos días. Cada personaje de los que acuden a merendar a casa de Bebé Koala imita el sonido de un instrumento musical con lo primero que pilla: un tenedor chocando con un vaso, dos tapaderas de olla, un embudo y el más pequeño, Chimo el Hámster, golpeando un yogur con una cucharilla hasta que... ¡Choff! Os podéis imaginar.

El texto es una monería. Incluye además palabras destacadas en cada página con su correspondiente dibujo para que el niño aprenda vocabulario. Nos ha gustado la etiqueta que viene en las guardas del libro con la carita de Bebé Koala diciendo "Esta Bebé Koala pertenece a..." Si supiéramos el nombre de Guisantito ya estaría puesto con la letra de monja de su padre. 

No dejaremos de decir lo blandito que resulta el libro cuando está cerrado (y lo fácil que debe de ser limpiarlo con un trapo si el Guisantito, inspirado por su historia, decide mancharlo de yogur).

En Bruño encontraréis variados títulos de Bebé Koala. Uno muy práctico y llamativo en su forma es Bebé Koala. Peligros en casa. Este libro realizado en cartoné tiene gruesas páginas redondas, marcadas con pestañas que te llevan fácilmente a descubrir cada peligro: las ollas calientes, las puertas, los enchufes... Muy original, sin duda.


Escrito con Joss Stone de fondo
_______________________________________________
Bebé Koala: la orquesta
Alexis Nesme y Nadia Berkane
Beascoa, 2008

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si no vas a identificarte es posible que Mamá Guisante no publique tu comentario. Ella está perfectamente visible en la red; para enviar opiniones se pide otro tanto de lo mismo. Gracias por tu participación.